Decoracion

Un encantador mini jardín zen hecho de suculentas y cactus.

Pin
Send
Share
Send
Send


Un jardín de rocas o un jardín zen es una estructura cultural y estética de Japón, que suele ser una plataforma de arena plana con varias piedras colocadas asimétricamente. Dicha isla de paz y armonía se puede organizar en cualquier lugar, por ejemplo, en el escritorio de la oficina, haciendo una copia en miniatura del jardín del Zen. Y si usualmente en una composición de este tipo el papel principal lo desempeñan las piedras, sugerimos hacer un mini jardín Zen con sus propias manos usando plantas: cactus, suculentas y aerófitos.

¿Cómo hacer un mini jardín zen con tus propias manos?

Muy, muy simple. Para ello, cocinar:

  • planta (cactus o suculenta);
  • arena fina (para terrarios y acuarios, diseño de paisajes);
  • opcional - suelo para suculentas;
  • Recipiente (recipiente transparente, olla cerámica, caja)

Hay cuatro formas básicas de hacer un jardín zen en miniatura.

Opción 1. Una maceta con una planta simplemente se entierra en la arena para que solo se pueda ver la planta.

Opción 2. Coloque una tierra especial para suculentas o una regular en un calcetín de nylon, plante una planta allí y ate un nylon. Luego se entierra una bolsa de plantas en la arena.

Opción 3. Muchas plantas del desierto se pueden plantar directamente en la arena. Pero no olvides poner piedras pequeñas para el drenaje en el fondo de la olla.

Opción 4. La segunda opción es adecuada para cualquier planta. En la parte inferior del recipiente, coloque las piedras para el drenaje, luego una capa de tierra, y solo cubra la parte superior con 2-3 cm de arena.

Cree un patrón y patrones en la superficie de la arena con rastrillo, palo o bolígrafo especiales, todos los días, nuevos. Este ejercicio contemplativo seguramente le brindará tranquilidad y le permitirá tomarse un descanso de las preocupaciones.

Pin
Send
Share
Send
Send